Informe sobre el debate actual
en torno a la noción de “arte contemporáneo”

Artículos

En el artículo de 2002 “Funeral para el cadáver equivocado”, el crítico norteamericano Hal Foster traza un panorama de la situación del arte a comienzos del siglo XXI partiendo de la identificación de las diferentes versiones del “fin del arte” que fueron anunciadas como consecuencia del ocaso de las grandes teorías modernistas y el surgimiento de las nuevas prácticas artísticas del último tercio del siglo XX: la “liberal”, que sostiene un relativismo amigable para el mercado en el cual todo es igualmente válido; la “post-estructuralista”, en la cual el arte es subsumido en la historia de las representaciones y abordado desde los estudios visuales en términos de producción textual y recepción psicológica; y la “marxista”, que asimila directamente el “fin del arte” con el imperio de la imagen abstracta considerada como una mercancía más y denuncia, en consecuencia, toda producción artística como mero espectáculo.