Anselm Kiefer abandona Barjac

Blog

Anselm Kiefer es un artista impresionante, no lo vamos a descubrir acá. En particular, siempre me llamó profundamente la atención en sus obras la carencia de ironía, la falta de la capacidad de distanciamiento, a veces bien trabajada otras no, que invade toda la producción artística más reciente. No hay nada en ellas de las gracias contemporáneas. No son condescendientes ni simpáticas ni relacionales. Sus pinturas trabajan con las ideas e historias más densas de la civilización occidental, ya sea las atrocidades cometidas por el régimen nazi o la transformación de la ciudad de San Pablo en una de las primeras megalópolis y lo hacen con severidad.

Aquí quiero, simplemente, comentar una noticia: Anselm Kiefer abandona definitivamente Barjac.

Barjac es una pequeñísima localidad (mil cuatrocientos veinticinco habitantes en el año 2000) del sur de Francia en la que en 1992 el pintor instaló su estudio. Tratándose de Kiefer, por supuesto que el “estudio” no es un pulcro galpón decorado a la moda sino un complejo arquitectónico emplazado sobre un terreno de 35 hectáreas y compuesto por edificios vidriados, de piedra y metálicos, torres, archivos, corredores laberínticos, depósitos, instalaciones monumentales y habitaciones subterráneas. Kiefer, un poco artista, un poco ingeniero, un poco minero, trabaja sobre los elementos con herramientas pesadas, se enfrenta con los materiales extrayendo de ellos cosas que antes no existían. Kiefer sopletea la tierra y los metales en un proceso alquímico y ritual que remite a prácticas artísticas completamente abandonadas en la actualidad. Aquí puede verse un fragmento de un documental del año pasado sobre Kiefer en Barjac dirigido por Sophie Fiennes y titulado Sobre tus ciudades pasto crecerá. Aquí pueden verse además algunas de las bellas y tristes imágenes de las torres del complejo extraídas de la misma película.

Según reporta The Art Newspaper, en estos días, Kiefer, que ya no vivé más en Barjac, abandona el complejo definitivamente. Esta acción está directamente vinculada con el título mencionado “Sobre tus ciudades pasto crecerá” ya que la intención de KIefer es dejar el predio tal como se encuentra para que la naturaleza avance sobre él devorando la obra humana e integrándola en el gran ecosistema de la región.